Lo que 'El internado' trajo a Bea

Está confirmado, el próximo miércoles 2 de junio El internado regresa a nuestras pantallas con su última temporada. Para aquellos que han dejado que la serie se cuele en sus vidas más allá de lo habitual, se cierra en cierto modo una etapa, y cuando esto ocurre, es momento de echar la vista atrás y recordar todo aquello que la experiencia nos ha brindado. Ésta es la visión al respecto de nuestra Bea; no dejéis de leerla:


Tres años pueden parecer un periodo de tiempo muy corto o interminable según se mire. Justo ese tiempo hace ahora cuando mi hermana me aconsejó ver una serie que iba a empezar y yo más por cabezonería que por el examen que tenía cercano olvidé sus palabras. Probablemente en uno de mis exilios voluntarios al salón puse el televisor un noviembre en que me encontraba algo desanimada pululando por cursos que se me hacían cuesta arriba y trabajos que no acababan de fructificar y así casi de manera casual me encontré con la serie.

Cuando descubrí a Fermín en pantalla ni siquiera me llamó la atención preocupándose por su compañera al no recibir noticias de su hijo. Su cara no me sonaba, ni su voz, y ni siquiera había reconocido al actor que trabajaba en un par de anuncios que tenía olvidados. De hecho aquel primer episodio me aburrió pero decidí darle otra oportunidad y el flash back carcelario de Carlos Almansa fue el primer interés que me despertó de cosas que me llegaron a gustar de esta serie sin saber lo que significaría para mí. Al igual que cuando escribes hay personajes que estiran de ti porque son interesantes y perdurarán en tu memoria sin pretenderlo en un principio y desde el desconocimiento tal y como cuando uno va dibujando en su mente como será hasta que se convierte en alguien “querido y conocido”. Y eso fue lo que a mí me pasó. Fermín tiene tantas cosas con las que uno puede identificarse, que es difícil no convertirlo en entretenimiento puro y todas se me fueron presentando poco a poco. Y es que aparte de poseer cámaras-colgantes, cuadros del bosco, y material extravagante para realizar su misión que de por si ya me llamaban la atención pues por algo ya era yo fan de un personaje ochentero que te montaba cualquier artefacto en dos minutos, él es el momento de soledad que alguien ha tenido mirando su móvil, o la furia que se desprende de ti cuando peligra quien quieres más que a ti mismo, aunque a veces les hagas daño llegando a descubrir cosas que no te gustan de estos o incluso de ti mismo. Porque a veces pecamos de valientes y otras de cobardes y nos escudamos en nuestro sentido del humor para hacer la vida más bonita. O porque uno no está nunca al cien por cien seguro en el camino que va recorriendo. Así como el amor o el dolor tan reales que transmite. Y es que sus acciones y sus sentimientos no son tan lejanos, pero a veces también imprevisibles y por eso me gustan, y por eso estaría contando cosas sobre él durante tanto tiempo.

Dentro de poco se acabará la serie, y como mucha gente me he preguntado como será el final del personaje, no sé si vivirá o morirá como andamos debatiendo en los últimos tiempos, si será un maravilloso punto y aparte o si quizás tenga la duda que me ofrezcan algo digno pero estaré ahí para verlo. No será para mí el fin de un simple entretenimiento sin más, porque me recordará los mensajes al móvil que me llegaban con opiniones del capítulo que yo aún no había podido ver, el foro con todas las entrevistas, reportajes, saludos y tantas risas, este blog que fui frecuentando poco a poco cada vez más pero sobre todo el momento en que vi a chiqui sentada en la barandilla del parque por primera vez, la voz de escarlata, el portal de la vecindad de la guindalera, aquel sobre inesperado que me hizo sonreír todo el día, y hablando de sonrisas la de forna en aquella esquina, o el recuerdo de parchís asomándose por aquella puerta o cuando Luci nos sorprendió por la espalda a todas y la figura de Raúl saliendo por la puerta para charlar contigo como uno más. Miles de pequeños detalles que seguirán mucho tiempo después ahí.

Por todas esas cosas me alegro de haber encendido la tele ese día.

13 comentarios:

parchis dijo...

Me ha encantado el artículo, Bea, aunque últimamente estáis todas de un sentimental, qué tela :P

Me ha gustado especialmente el párrafo final, porque si yo me tuviera que quedar con algo de El internado, sería sin duda con los ratitos con la gente que he conocido gracias a la serie, ya sea a través de la red, o personalmente (ahhh, aquel fin de semana por los Madriles xD).

Pero aún es pronto para ponernos demasiado moñas, ¡todavía nos quedan quince capítulos!

Abril22 dijo...

Qué bonito te ha quedado jajajaj!
Si sentimentalismo a raudales pero es que es La Última Temporada!!! jajaja!!!

Yo me enganché a la serie por las promos. Las veía y pensaba tengo que ver esta serie, algo me dice que va a ser la caña... Y ahí estuve yo el jueves 22 de mayo de 2007, dolorida después de que me quitaran la muela del juicio y casi sin poder hablar, viendo la serie. Después del 1x1, me encantaron todos los personajes, los alumn@s, el director, la jefa de estudios repelente, la gobernanta, el cocinero, la limpiadora, esos hermanos recién llegados, y sobre todo ese profesor mayor, Alfonso, que sólo apareció en duró dos capitulos y que fue quién abrió la Caja de Pandora.

Después de 6 temporadas y muchos momentazos, muchas risas y muchas lágrinas, hay personajes que me gustan más y otros menos que al inicio de la serie, Carolina me llegó a caer bien o mal dependiendo del capitulo, pensaba que Elsa sabía cosas, que quizá Iván vería a Vicky con otros ojos y podría haber algo entre ellos (esto después del 4x11 Imposible...) o que Carlota García me parece ahora una Gran Actriz. Y a pesar de ser muy malo Noiret se ha convertido en uno de mis personajes preferidos, junto a Fermin. Magia es lo que hacen estos dos delante de las cámaras, te crees que Noiret sea capaz de hacerle tanto daño a su hijo o que Fermin sufre por no poder contarle la verdad a María, el amor de su vida.

No sé qué pasará en el 7x15, si me gustará o no me gustará el final. Lo que si sé es que Aún nos quedan 15 capitulazos que no me pienso perder por nada del mundo jajaja!

Qué mono de serie tengo quiero que sea ya 2 de Junio jajaja!

Raquel dijo...

Bea me ha encantado tu artículo, te felicitó hasta me has emocionado y todo por la sensibilidad que desprendes en tus palabras. Pues a mi me empezó a gustar el personaje de Fermin, cuando le hizo la broma a Maria de que las cortinas estaban ardiendo para ligar con ella. Creo que esta temporada última se ha salido interpretativamente, porque ha sabido trasmitir brillantemente sus escenas de dolor, pero siempre dandole un toque de su humor tan caracteristico de este personaje.

Chiqui dijo...

Bea, yo me enganché a la serie por Fermín, pero tengo que reconocerlo. Me quedé, muchas veces, por vosotras. Sin el foro, sin nuestros encuentros, sin los mensajes a móviles a horas intempestivas, sin la efusividad compartida de una entrevista nueva, creo que habría capitulado en la quinta temporada. Pero que estuvierais vosotras, era un hándicap importante.

Yo, de "El internado", me quedo con esos dos días en Madrid con todo lo que eso conllevó: vosotras y Raúl, nuestro Raúl auténtico. Y con nuestros cafés en Plantaciones, que darían para escribir un libro.

Aurora dijo...

Si me da por animarme alguna otra vez haré algo más cómico jaja,prometido, será como decís que se nota en el ambiente el fin.
Muchas gracias a todas.
Chiqui mecachis se me ha olvidado meter el plantaciones jaja, la de risas que habremos pillado allí.

lucía dijo...

esperad, que me estoy secando la lagrimilla que cae por la mejilla!
va a tener razon parchis, estamos muy moñas, será por eso de la ultima temporada...
pero al grano, que me ha encantado el artículo , Bea, y que yo espero ansiosa otra quedada en Madrid, que aun la recuerdo y se me vuelve a poner esa cara de estúpida que no se me quito en varios días!
empieza la cuenta atrasjijijijiji

Escarlata dijo...

Buaaahhh no Aurora tú cuando te pones sentimental no hay quien te gane, no le cambies nada a lo que has escrito xd, me ha encantado, me has emocionado jodia.

Yo creo que Raul es nuestra constante, la que nos ha unido a todas en cierta manera, la que cuando enciende el ordenador sabe que hay vida mas alla (xd parece poltergeist), yo siempre tendre un recuerdo de esta serie por las chicas tan majas que he conocido, aunque no estuviera en los madriles.

Chiqui dijo...

Perdona Belén, pero tú SÍ estuviste en Madrid, ¿es que ya no te acuerdas de esa llamada que fue más emocionante que la de Desmond a Penny en "The constant"? XD
Si hasta hicimos una foto de ese momento para certificar tu presencia, tonta. :P

Escarlata dijo...

Yaaaaaa jajaj no siempre me arrepentire de ir alla pero quiero decir que aunque no os conozca de carne y hueso no se sois tambien parte de mi ains no se como explicarme. Estoy sensible coño.

Aurora dijo...

es verdad la llamada fue un momentazo

Abril22 dijo...

Elinternadoclub.com se cuela en el Rodaje!!!

http://www.youtube.com/watch?v=LwDcccKiS_s

Si toodos contra Hugo! Ais qué pena que no salga Fermin ahí jajaja! jooooooo jajajajaja!

Nicole dijo...

Jo llego tarde. Bea, que bonita tu cronica! Ese ultimo parrafo me ha llegado. Me hubiese gustado compartir momentos tan memorables con vosotras en persona, pero por lo menos el blog es nuestro pequenyo "hogar" en Internet donde hemos compartido tantos momentos divertidos. :-)

Adriana dijo...

Hola. Que tarde que llego, no? Bueno ante todo, agradecerles a todas por los piropos tan lindos por el articulo que escribi y que las chicas accedieron a publicar. Creo que se lo merecian por el trabajo enorme que hacen, y que tanto nos gusta.
Este articulo de Bea, me ha encantado un montón, porque es sensible, real, y se ve que lo hizo con mucho cariño, como casi todas cuando escribimos para el blog. Yo tambien llegue sin querer a la serie, casi por aburrimiento lo empècé a ver y...
A mi esta fase fermaria pues creo que me ha durado bien poco,(la de envidia que me da cuando hablan de los Madriles o las citas en la Guindalera) pero igual creo que lo más bonito -lo repito, y no es matraca mia- es haberlas conocido a toda ustedes. Eso es lo que me quedará cuando acabe la serie(Y algo de cultura cibernética)jajaja
Y Bea, otra vez, grande tu articulo!!!
Chicas, las quiero mucho!!!! ;)