La guerra por las audiencias

Lo primero que quiero hacer es pedir disculpas anticipadas por salirme un poco de la temática habitual del blog con mi siguiente artículo, puesto que en esta entrada no va a haber ninguna referencia a Raúl Fernández más allá de la que acabo de hacer. Este pequeño paréntesis temático es culpa de mi indignación por “el baile de programas televisivos” al que todos los espectadores estamos forzosamente invitados esta semana. Este juego tan insensato que han ideado me produce la necesidad de protestar, especialmente porque El internado, serie de referencia para la mayor parte de los seguidores de este blog, ha optado por participar en él. Y es que su último capítulo de temporada se emitirá el jueves 15 a las 22.30 horas en lugar del miércoles, día de emisión habitual para la serie.

Bien es sabido que la competencia entre los diferentes canales televisivos es atroz. Los programadores se reúnen en sus despachos y estudian cuidadosamente donde colocar su serie/programa de éxito para poder asestar un golpe de efecto a la serie/programa de la cadena rival. Todo este proceso, bien gestionado, podría llegar a suponer una gran ventaja para los consumidores de televisión; al fin y al cabo la competencia es algo natural, y asumiendo como cierto el dudoso principio de que el espectador medio es un ser inteligente, la competencia puede llegar a ser hasta sana, pues supondría una especie de “selección natural” de los mejores programas, que llevaría a conseguir una televisión de calidad.

Es obvio que en la práctica lo que ocurre es muy diferente a esta situación tan ideal. Como muestra un botón. La semana pasada Telecinco trasladaba su reality estrella Gran Hermano a la noche del miércoles para ponerlo a competir con El internado. La jugada no le salió del todo mal a Telecinco; Gran Hermano consiguió ganar en audiencia y en share a la serie de Antena 3. Esta circunstancia viene a desmontar el supuesto planteado anteriormente, al demostrar “científicamente” la escasez de vida inteligente detrás de las pantallas del televisor; o al menos abre la puerta a un nuevo estudio que trate de encontrar la razón por la que el espectador medio se sienta frente a la televisión en un estado de singular “aborregamiento”.

El golpe a la serie no fue ni mucho menos letal, puesto que El internado consiguió rondar en torno a su media de espectadores de todas las temporadas. A pesar de ello en los despachos se decidió que la serie, que si no me equivoco lleva tres temporadas emitiéndose los miércoles, se trasladaba en el último episodio de su cuarta temporada a la noche del jueves. Sorpresa generalizada entre sus seguidores. Mientras tanto en Telecinco marean la perdiz con innumerables reubicaciones de Gran Hermano, hasta que al fin trasladan su reality al jueves para que vuelva a hacer compañía a El internado en la parrilla, tras comprar por sorpresa el partido de Copa Barça-Atlético de Madrid de este miércoles, pasándose por el arco del triunfo la ley que obliga a anunciar los cambios de programación con al menos 3 días de antelación. De este modo, las tres últimas “galas” (así las llaman los responsables del show) de Gran Hermano se han emitido en tres días de la semana diferentes. Si yo fuera la Milá exigiría sumar a mi sueldo un plus de disponibilidad por tener que estar pendiente cada semana del día en que debo ir a currar. Este cambio, unido a los malos resultados de audiencia de la cadena en el último mes, provoca en Telecinco un efecto dominó, de modo que programas anunciados para un día en concreto se mueven de sitio estratégicamente a fin de arañar puntos de audiencia y putear a los canales vecinos tanto como se pueda.

Con todo esto quedan impepinablemente demostrados dos hechos:
El primero es que la competencia entre cadenas no siempre favorece a la calidad de los productos. Bajo mi punto de vista, no se puede poner pegas a esta circunstancia, puesto que al fin y al cabo lo que tenemos en el panorama televisivo es lo que libremente nosotros elegimos entre las ofertas que se nos hacen.
El segundo hecho es que la competencia entre canales, tal y como la entienden algunos, deriva en una falta de respeto absoluta hacia los espectadores, a los que “hacen la picha un lío” con tantos cambios que ya no saben que día se emite ese programa o serie que tanto los entretiene. Así, los telespectadores, que con su apoyo son los que hacen triunfar un proyecto, acaban siendo los máximos perjudicados de esta batalla campal. Sólo espero que luego nadie se lleve las manos a la cabeza cuando cierto porcentaje de esos fieles espectadores, les retire su apoyo, o decida buscar otras fuentes menos legales pero más seguras de poder disfrutar de su serie o programa.

8 comentarios:

Nicole dijo...

Joder, las masas decepcionan a nivel mundial, porque aqui pasa exactamente lo mismo. Aqui el programa que arrasa se llama "American Idol", que fue una replica casi exacta de vuestro programa "Operacion Triunfo". Por cierto, muchas gracias por el legado (lease sarcasmo :p)

Aqui ya se han cargado varias series haciendo lo mismo que tu describes en tu articulo. La guerra de los "ratings" no tiene piedad. Te acuerdas que te comente que una de mis series favoritas se llamaba "Firefly"? RIP, victima de esta practica. Patetico!

Te lo digo en serio. A mi me preocupa la inteligencia colectiva de este planeta.

Anónimo dijo...

Muy bien expresado parchis, si es que luego se quejan de bajos índices de audiencia y demás, pues que no nos mareen tanto.

Eso de que nosotros escogemos, pues por una parte si es verdad pero como el que manda es el publico y la gran mayoria son.... tú lo has expresado perfectamente pues eso nos quedamos con las basuras que nos quedamos así va la programación española que no hay por donde cogerla, esceptuando algún que otro caso, ya me entendeis :)


Luna

chiqui dijo...

Me quito el sombrero y lo que haga falta, porque es uno de los mejores artículos que se han escrito en este blog.

Porque es un tema que indigna, y has sabido expresar la mala hostia que nos provoca y, a la vez, arrancarme dos o tres carcajadas bárbaras.

A mi me parece vergonzoso, ya sabéis mi opinión sobre este baile de programas (idéntica a la de parchis, para variar :P).

Ayer, en SLQH hicieron un sketch acerca del tema, y se veía a los programadores de telecinco jugando al tetris con sus programas, colocándolos cuan piezas del dichoso jueguecito.

Eso y este artículo son lo único bueno de todo este desbarajuste.

parchis dijo...

Es que tenía la necesidad de escribir algo así. La semana pasada estuve unos días desconectada, y cuando el domingo regreso al mundo internetil descubro que han movido "mi serie" al jueves.

Y luego en el foro me entero de todos los ajustes de programación que hacen de un día para otro, y me indigno porque no respetan a la gente que los apoya, y que en el fondo, es la que les permite forrarse con el éxito de sus series. Me pone de mala leche esa prepotencia y esa falta de respeto.

Chrono dijo...

O.o!! impresionante!

que pedazo de articulo, da gusto pasarse y leer lo que poneis y este ha sido el que ha roto los esqueches, es tan filosofico y atractivo que, que, oooH!

que facilidad de escrivir, enhorabuena!!
jajaj lo de la seleccion natural ha estado bien xDD es justo igual xD
sobreviven los mas fuertes y los mejores adaptados al medio, tendrias que mirar de crear un argumento sobre el universo ^^

Touchee! para parchis
weno me pasaba
a ver que pasa hoy en el internado
jijij xD
dew!

Marta Torné Blog no oficial. dijo...

pero es que además GH esta semana lo han cambiado 3 veces. Acusados, primer capítulo ante el último de Ei..pavor para ellos, pues fuer y ponemos HC el final también.. a ver qué final te temporada gana.. coño.. pero si llevan toda una temporada ganándonos!! pues nada, GH para el jueves! grrrrrrr. así que GH ha pasado del martes al miercoles la semana pasada, esta semana del miercoles al martes, despues del martes al miercolesy al final rapidito del miercoles al jueves! tócate los.. y yo tengo miedo por la quinta temporada porque ahora han descubierto qué es capaz de ganarnos en audiencia.. El internado ya puede echarse a temblar.

samureta dijo...

Sabéis que yo paso del mareo d eprogramación de telecinco. me onformo con ver la serie. no me preocupo por lo que dan en la otra cadena. Pero estoy en contra de tanto cambio que sólo marean al espectador y con eso demuestran que no le simportan los televidentes sólo les importa hacer caja

parchis dijo...

Jess, te acabo de leer y tienes toda la razón, no he expresado bien las veces que ha movido Telecinco GH de sitio esta semana, diciendo eso de que cambiarlo al jueves fue su siguiente movimiento. Voy a editar el artículo para corregir eso, y un trate que he cambiado por un traté (sí, el escarlatildismo ha llegado hasta mí :P)