"La luz", por parchis

A los que hacen El internado les gusta definir la serie un cocktail explosivo de emociones y acción. Los que nos bebemos ese cocktail semanalmente, lo saboreamos con gusto, pero nos hemos encontrado de vez en cuando con algunos tragos amargos difíciles de digerir. La receta de “La luz” tiene de todo esto:


Primer ingrediente: las emociones

Si la muerte de Elsa impresionó a los seguidores más fieles de la serie la semana pasada, hoy muchos nos veíamos obligados a maldisimular la emoción por la carta-legado que la dire deja los suyos. Y es que las imágenes de los personajes que acompañan a la voz en off de Elsa, el texto sobreimpreso como fondo del conjunto y la poderosa fuerza del mensaje lanzado, conseguirían ablandar el corazoncito hasta al mismísimo Chuck Norris.

Iván también lograba hoy removernos algo por dentro. Ese tsunami de sentimientos ante la visión del cadáver del amigo traidor, termina desembocando en una liberación de la rabia, del odio, del dolor y yo diría que hasta de la culpa que lo devora por dentro. Todo esto se materializa en un grito furioso al cuerpo sin vida de Roque, con el que se recuerda a sí mismo más que a nadie, cuánto merecía esa muerte tan trágica. Momento perturbador donde los haya.

Aquellos que quieren a Rebeca también han contagiado al espectador su sufrimiento a la perfección. Toda la esperanza de Martín, expresada con una simple sonrisa ilusionada y algo bobalicona al comprobar que el cocinero ha vuelto ileso del campo de batalla, se torna en profundo desaliento ante el silencio como respuesta a su pregunta “¿y Rebeca?”. Vemos después el dolor de Fermín, el amigo, el héroe atormentado por el pesar de haber tenido que abandonar a su camarada a su suerte, pero también el consuelo que encuentra en su chica, en otra de esas escenas que ponen los pelitos como escarpias.

Segundo ingrediente: la acción

El enfrentamiento buenos contra malos se ha llevado a la máxima crudeza en esta última temporada, y eso está desembocando en liberaciones masivas de adrenalina en el espectador medio.

Protagonista absoluta de esta acción ha sido una Rebeca descomunal, que con su astucia consigue, desde territorio hostil, hacer saber a los suyos dónde ha colado el uranio que hará funcionar la máquina milagrosa. Este golazo por toda la escuadra al equipo de los nazis, desemboca en el que, a mi parecer, es uno de los mejores y más simbólicos momentos del capítulo: la búsqueda del bote de café. En una escena bastante lograda, vemos cómo la cámara salta sin descanso de una localización a otra, logrando con este ejercicio al que no nos tienen acostumbrados, una tensión bastante interesante.

El mérito de nuestra cazanazis no queda ahí, la Rebe se termina de cubrir de gloria con su mirada altiva y desafiante a Hugo, cuando ya parecía que nada le podía salvar de una ejecución segura. Ella solita consigue sembrar el desconcierto entre la plana mayor del proyecto Géminis, haciéndoles dudar de que estén en posesión del verdadero virus. Chapeau por otro gran momento.




Dentro del Laguna Negra las cosas también andan calentitas. Garrido se sale por primera vez del redil militar después de saber que fuera no tiene posibilidades de sobrevivir, aunque desconocedor aún de que, con Amelia, murió la promesa de recuperar a su hijo. Este bandazo se produce gracias a la confesión de la jugarreta del calvo, que, o tiene ojos en el cogote, o un sentido de la oportunidad en sus comentarios que roza el virtuosismo. Fermín por su parte, toma el control de la situación poniendo al coronel Araujo los puntos sobre la íes con una virilidad la mar de sugestiva, y organizando en un pispás los recursos técnicos y humanos para completar la máquina de Max.

Todo esto lleva, tal vez, al final de capítulo más épico y apoteósico que hemos visto hasta ahora. Cuando los nazis ya se estaban felicitando por su victoria, una potentísima luz resplandece en la oscuridad de la noche del Laguna Negra: los chicos buenos han ganado la batalla.

Los tragos amargos

Antes de entrar de lleno en los detalles que no me han gustado, tengo que decir que la mayoría de los tropezones del capítulo de hoy se han derivado de otros anteriores, que sólo podrían haberse evitado terminando la serie a su debido tiempo.

El reencuentro de los hermanos Espí apuntaba, allá por la tercera temporada, maneras de convertirse en uno de los momentos cumbres de la serie, pero hoy pasó sin pena ni gloria por nuestras pantallas. En mi humilde opinión, no estaba mal guionizado ni tampoco mal interpretado, pero ha quedado completamente fuera de la onda general de la serie: ¿qué pintan Samuel e Irene en medio de la batalla por salvar/dejar morir a los infectados en la que ha terminado derivando “El internado”?

El otro punto negro del capítulo ha sido Amaia. Ni tan siquiera el hecho de revelarse como mala ha redimido a este personaje tan insultancial: su momento álgido ha sido perpetrar el asesinato del bueno de Max, pero estoy segura de que, en otras circunstancias, y sin necesidad de estrujarse demasiado las neuronas, los guionistas podrían haber resuelto este punto sin necesidad de que ella hiciera jamás acto de presencia en el Laguna Negra. Pero hay algo que hoy me ha cabreadro infinitamente más que la presencia de Amaia en la serie, y es que se considere que los espectadores no tenemos luces suficientes para sumar dos más dos: ¿era realmente necesario el flashback para explicarnos que Amaia es nieta de la Rauber o podíamos haber aplicado nuestras desarrolladísimas capacidades deductivas para llegar a esa conclusión por nosotros mismos?

El toque final del cocktail se lo ponen esos pequeños “detallitos sin importancia” que lo dotan de un encanto sin igual: ¿por qué en un bosque sembrado de minas hay más actividad que en plena Gran Vía en hora punta?, ¿quién puede asumir como cierto que el calvo se mete en los sueños de un adolescente para darle una combinación de números que arregla más vidas que la del último Euromillón?, ¿por qué nos hacen creer que Paulita puede estar callada un capítulo entero y luego se le da a ella y al resto de mocosetes el mismo protagonismo de siempre? Nunca lo sabremos, me temo.

Sin embargo, no quiero acabar sin repetir que cuando, a pesar de todos estos peros estamos deseando que llegue la semana siguiente para degustar nuestro último y más esperado cocktail, es porque lo que hoy nos ha ofrecido merece la pena. Salud para todos y un brindis por El internado.

Como todas las semanas, podéis ver aquí las todas las escenas de Fermín en este capítulo:

Escenas de Fermín. El internado 7x14

10 comentarios:

Escarlata dijo...

De acuerdo en todo Parchis, hoy ha sido el mejor capi de esta ultima tempora, el verlos todos juntos en accion me ha encantado.

Y yo me quedo de este capitulo con el personaje de Rebeca, me ha encantado como jugo sus cartas ante Hugo, por fin leñe los buenos se han adelantado en algo xd.

y desde aqui solo decir FERMIN RESISTEEEE.

Chiqui dijo...

Grandísima crónica, a la altura del capítulo. Me sumo al brindis y a la alegría por un capítulo decente por fin, con un par de escenas épicas, especialmente el final, con todos esos malos mirando a la luz.

Enorme Rebeca, la heroína del internado y enorme Fermín, abatido y valiente hasta el final.

Antena3 ya anuncia que el capítulo final del miércoles estará marcada "por la muerte de un personaje muy querido. Una muerte que será muy llorada y protestada".
¿Preparadas, chicas? :'(

lucía dijo...

bueno bueno bueno qué rapidez, qué eficacia, qué gran crónica, es que ya no se que escribir,estoy de acuerdo en todo lo que has escrito, desde la primera letra hasta el último punto! te felicito mi queridísima Parchis, y es que esto se acaba y a mi la nostalgia me invade!
solo breves pinceladas.
-La Rebe ME ENCANTA, qué sangre fría, como ha sacado de quicio a Hugodientesamarillos, que lista, creo que ha sido lo que más me ha gustado de todo el capi, que fuerrrte
-Amayalamalamascutre del internado,ay es que me da pereza escribir más sobre esta mujer
-quiero darle un ventolín a la mujerviejunanazi, me produce angustia...
-pfff los Espí, casi tanta pereza como Amaya
-He llorado con las lágrimas de Jacinta por la muerte de Elsa, otro de los puntos fuertes.
-Si la poli empanada que me cae tan bien hubiese sido la mala, me hubiese dado un patatús, por un momento he sufrido
-Garrido tiene un peligro con un cordoncito en las manos...
- hoy si me he reido con los niños, bueno, más bien con Javier Holgado y su comentario " los de Bilbao lo hacemos todo bien!" ha sido gracioso, por fin, he tenido que tragarme millones de minutos de los niños sobas, para poder reirmie una sola vez

pd: a lo mejor Fermin no se muere, a lo mejor los de antena3 se refieren a Paula, o a Evelin, o...

ay ay ay aun sigo embriagada por la emoción, ya solo queda un capítulo...

Escarlata dijo...

Igual el personaje querido es Hector?...........Bah es un intento de no aceptar lo inevitable.

Nicole dijo...

Parchis, me quito el sombrero ante tu analisis del capi. Me encanta como lo has destripado.

De acuerdo en casi todo - desde luego la relevancia de los Espi no ha podido ser mejor expuesta que como lo has hecho tu. Es que... es verdad. No pintan nada ya a estas alturas.

La Rebe ha estado MAGISTRAL hoy. Me ha encantado su trama y el misterio que la ha rodeado durante todo el capi - primero que si no estaba muerta, luego que si el cafe... en fin. Un 10 para esa trama.

Lo que si me ha dado la sensacion es de haberme perdido un capitulo de por medio. Vamos a ver... Como ha salido Hector del cuchitril donde estaba metido? Como logra llegar hasta Irene? Cuando secuestran a la Rebe? Algunas lagunillas muy por el aire, pero dado el nivel del capi, se lo perdonamos.

Los sospechosos habituales, geniales como de costumbre: Fermin (ay, mi Fermin! Como te voy a echar de menos!!), Maria, Ivan, Julia... Incluso Jacinta y Martin, que han estado sembrados en este.

Lo de Evelyn y Javier Holgado me ha dado un poco de repelus. Joer, que edad tienen los mocosetes???? Y se van dando besos con lengua por ahi??? Aunque coincido con Luci, lo de que "los de Bilbao lo hacemos todo bien" ha sido un puntazo. :P

Ahora en lo que no coincidimos del todo, y por muy pesada que se me haya hecho Amaia a lo largo de la temporada, el hecho de ser la mala malvada nieta de la Nazi (lo del ventolin!!! Que gracia!!! Es verdad!!! Buf!), pues que quereis que os diga. Ha molao, porque si no su papel hubiese ya sido la re-pera de la sosez! Por lo menos le han dado un poco de sal y pimienta a la cosa.

Antena3 ya anuncia que el capítulo final del miércoles estará marcada "por la muerte de un personaje muy querido. Una muerte que será muy llorada y protestada". ¿Preparadas, chicas? :'(

Noooooooooooo!!!!!!! El personaje muy querido es Marcos!!! Fermin, Maria, Ivan y Julia se van a vivir al Caribe, a bailar Salsa y tomarse Mojitos!!!!

Chicaaaaasssss!! One more capi!!!!! :( :( :(

Ripley dijo...

Muy buena crónica!!!

Vieron el anuncio del último capítulo?? ay, ay ay, no sé si están jugando con nosotros pero siembran la horrible duda de que Fermín muera. Con ese montaje de ponerlo al hablar de sacrificio y la última imagen de él tendido en el piso... arrrgh! que miedo por dios, por suerte solo faltan dos días para que lo sepamos.

Fuerza Fermíiiiiin!

Aurora dijo...

Ay se va a liar la gorda. Pues yo para ser un penúltimo capítulo tampoco lo vi alucinante.

Lo mejor que puedo decir como comenta la señorita Parchis es que tuvo acción, después me quedo con varios momentos, la carta de Elsa, el momentazo Fermín pegando voceríos hasta que desconectan el walkie jaja , Iván diciendole a Roque con dolor todo lo que ha hecho y la tristeza de la cocina de Fermín con esa cara indescriptible de María que sabe que lo lleva a su final.

Yo también creí por un momento que Alicia era mala con esos paseos.
Lo de la muchacha esta nieta de la rauber pues lo reitero cuanto más tontos parecen más familia de pedigri tienen.

La muerte de Fermín por un lado me rebota, pero por otro es el último capítulo, tengo más miedo que lo hayan hecho en una escena patatera por guión claro para variar, no por los actores.

¿Es normal que tenga más ganas de ver el videoencuentro que el último capi? Es que esta temporada me ha parecido una lotería de muertes, no ha habido ningún misterio.

Abril22 dijo...

Genial la Crónica Parchis Fantástica y de acuerdo en todo!!!

Seguiré pensando que los Espí debieron reencontrarse hace siglos y estar sanos y salvos con Saúl ayudándolos en todos y más. No estar aún Secuestrados!!! Y seguiré pensando que han Tirado a la Basura a los 8 Nazis. Ellos Solos se Merecen un Capitulo Entero pa contarnos cosas de OTTOX. Lo Mismo que Saúl Merecía otro capitulo Enterico pa él solo y Explicarnos cosas de Su Organización.

Por lo demás Genial Lástima que No los hayan Unido antes porque habría pagado por ver a Fermin/Rebeca + Marcos y cia currar Juntos.

Rebeca Magristral. Les han metido Golazos 3 Golazos Impresionantes. El Café, La Máquina y El Cambiaje del Virus.

Espero que se den cuenta de que Garrido y Amaia son de OTTOX. Porque me veo a los Pobres Internos huyendo del Colegio dirigidos por Garrido y eso es Sinónimo de Muerte!!!

Lo de que Lloraremos y Protestaremos la Muerte Está Más Que Cantado que es la de Fermín!!! La red va a Arder!!!

Escarlata dijo...

Yo ya a estas alturas solo pido que le den una gran muerte como el personaje se merece, pero viendo esa escena que comenta Ripley ya me entra la mala sangre.

Javier dijo...

Muy buena crónica, me ha encantado y espero que en el próximo y último capítulo no haya ningún trago amargo, que sea el mejor capítulo, no solo de la temporada, sino de la historia.