Raúl Fernández: 'Los héroes deben morir'

Antes de la entrada recopilatoria con toda la información sobre la despedida de El internado en los cines Capitol que subiremos en breve, os dejamos esta pequeña entrevista que el diario Qué.es hacía anoche a Raúl.

Fue el momento más dramático del final de 'El internado'. Alguien tenía que morir y le tocó a él. Qué.es pudo charlar con el héroe de la serie, Raúl Fernández, o mejor dicho Fermín, durante un encuentro de los actores con los fans de la ficción más popular entre los adolescentes.


¿Cómo viviste el capítulo final de 'El internado'?
Fue realmente emocionante. Ha sido un trabajo muy intenso y de mucho tiempo, así que ver el final fue muy emotivo para todos.

¿Y qué se siente cuándo te ves 'morir' en pantalla?
Es raro (risas). Ver cómo te mueres en una serie te hace sentir extraño, pero la verdad es que era un final que me ha gustado mucho.

Has sido el héroe de la serie, ¿de verdad crees que debías morir?
Los héroes deben morir (risas). Para mí fue impactante el final y muy dramático, de eso se trataba.

¿Y los fans están contentos con 'tu muerte'?
Bueno, hay de todo. Lo más importante es que me demuestran su cariño como hoy aquí (en un encuentro con los fans que tuvo lugar en Madrid y en el que Raúl era el más aclamado a falta de Yon González y Martín Rivas). Pero sí, ha habido un poco de todo (risas).

¿Qué proyectos tienes ahora después de 'El internado'?
Ahora me pongo ya a ensayar para una obra de teatro que estrenaremos en enero, 'Amadeo'.

Fuente


Añadimos las fotos de Raúl pertenecientes a la galería del evento que publica el periódico Qué.es


5 comentarios:

Aurora dijo...

Qué guapos están los dos. Que percha tienen. Y que mini güini la entrevista. Desde luego dramático sí fue. Apostaron más por el impacto del personaje que por la resolución de la serie, algo demasiado frecuente en la ficción española. Yo sigo pensando que debio morir alguien más pero creo que así Fermín será más recordado y Raúl.

Yo el final no lo veía así, en global, por lo que digo demasiado feliz y pastelón para los demás y las reacciones de los personajes no fueron las adecuadas y creo que algunas ideas de los archivos secretos habrían estado bien que se sostuvieran si no hubiesen enseñado a tantos personajes quitando intriga o si no los hubiesen hecho.
Creo que un Fermín en la cárcel o un Héctor en silla de ruedas habría sido más chocante Vamos, que no me convenció mucho. Eso sí, las escenas de Fermín se esté más o menos de acuerdo con la forma después del bajón de la indignación me encojerán siempre.

Ahora estamos con el "furor" del final de la serie, empezaremos a notar la ausencia dentro de poco. La alegría es que siempre quedará el blog que sí que continuará

Adriana dijo...

No lo creo, no creo que los héroes tengan siempre que morir y éste no se lo merecía, ni su público (he tardado en verlo así que aún estoy sufriendo el final :((

Una vez más Raúl y Marta han demostrado que los personajes lo pueden hacer los guionistas, o quien sea pero los actores son fundamentales en su impacto en el público.
La escena me ha parecido bien triste, más xq pensé que pasaría de otra forma que por la escena en sí, pero mis lagrimillas solté.
Solo espero que las cosas le vayan muy bien de ahora en adelante,y que sus proyectos se cumplan; ya andaré yo chismeando por aqui para saber un poco más.
Al final, dentro de este proceso de internadodetox en el que me encuentro, lo mejor es que me queda el blog.
Besos!

ticktuck dijo...

ains Raúl, los héroes tienen que morir pero no tan cutremente. De todos los pasos que ha dado Carlos Almansa hacia el más allá éste ha sido el más absurdo. No ya porque la lerdez que creiamos había dejado atrás en la quinta temporada volvió, es que no era necesario que él fuese con Garrido y montase el paripé que montó. Luego no murió por salvar al resto, murió porque es tonto (y eso es lo que jode).

Y María lamentándose por la muerte de Fermín... ¿Quién coño es Fermín? Es que ni acordarse del nombre de su churri en un momento así! Como en la boda... ¿Quieres a Fermín? Por favor, que estamos hablando de un tío de más de treinta años que tiene un nombre falso desde hace año y medio y al que fuera del cole siniestro siguen llamando Carlos. ¿Me tengo que creer que no se siente incómodo cuando nombran al tal Fermín? En fin, ya no sirve de nada quejarse, a pasar página.

Bueno, declaro oficialmente que me uno al movimiento martarauliano, es que no pueden ser más monos.

Aurora estoy contigo, el final fue de todo menos chocante: la muerte del charlie y el happy ending de la familia puercaespí. Prefería los AS (maldigo a Ana de Armas por no aguantar unos meses más de rodaje!).

Escarlata dijo...

Es que el final de los Archivos secretos seria el adecuado para esta serie, ni todos tan felices, ni uno tan triste, habia pariedad leñe.

Nicole dijo...

Los heroes como Fermin NO PUEDEN morir. Son inmortales.

*se vuelve a su rinconcito a llorar otro rato*