"Los últimos recuerdos", por Escarlata.

Continuamos con el análisis de los últimos capítulos de "El internado" de la mano de nuestras más insignes cronistas. Esta semana, escarlata analiza "Los últimos recuerdos" para el blog.


Un capítulo de cabreo como le voy a denominar, cuando ya pensábamos que la cosa remontaba en sus capítulos finales, nos encontramos con este “Los últimos recuerdos” en la que se nos queda cara de lela viendo según que escenas.

Ya no hay medicinas, la ultima esperanza es la sangre de Paula, los profesores convencen a Elsa, tutora de los chavales de que la extracción no es peligrosa, por lo que da el visto bueno a Lucía para que inicie el proceso, y de esto nos topamos con la peor trama de los niños, con una Paula débil obligada a comer bollos de chocolate, Evelyn se cela y hay empiezan los líos.
Señores guionistas, ¿son necesarios estos chavales? ¿Creen que se puede bromear con los trastornos alimenticios? ¿Por qué me entraron ganas de tomar un bollo de chocolate?

Lucía se encarga del proceso no si antes explicarle a Martín que necesita un rotor centrifugante y confesándole que Héctor estaba vivo antes de la explosión en los pasadizos, este mata dos pájaros de un tiro y se interna junto con Alicia a investigar los conductos de aire por si puede localizarle.

Por lo tanto tenemos a Martín y Alicia rellenando trama, sin rastro de Héctor, pero dándonos encuentros con ratas pacíficas y con la sorpresa de un tío que no sabemos que pinta y que esconde a estas alturas de la serie.

Volvemos a Lucía, la enfermera recibe una nota amenazante así que se encuentra con Araujo en el dichoso perímetro, este le da dos opciones morir sin su hijo o vivir con él, en una conversación posterior con Elsa se plantea una de las preguntas universales ¿Qué es ser buena madre?, para mi la clave de la decisión de Lucia, pese a que vemos en otra escena posterior la sangre derramada y nos hacen creer que Lucía los ha traicionado, creo que la enfermera tiene otros planes, no creo que el día de mañana su hijo pensara que no hizo lo suficiente para salvar a un grupo de gente de un virus mortal.

Julia e Iván tienen su última charla, una hora para convencer a Iván de volver juntos, después de borrar videos y de recordar escenas del pasado, Iván acaba por rendirse y en una escena de lo más bonita se juran amor eterno, yo personalmente acabe harta de estos dos pese a que ellos borden todo lo que hacen, la historia se eternizo hasta aburrir, espero que ahora la historia evolucione de otra manera.




De los sosos no voy a hablar creo que me entran sarpullidos cuando los veo en acción con sus intentos de besos, de roce para enseñar carne del Martiño, total que dejan a una Vicky sola en el cuarto y a merced de un Garrido, un personaje que prometía, en la que los guionistas podían jugar con su ambigüedad y que se ha quedado en nada, en malo malo, y un títere a manos de Hugo y Araujo, el caso es que necesita quitarle el ordenador a Vicky y le inyecta una especie de veneno en el cuello, por lo que nos quedamos sin saber si nuestra informática favorita morirá en los próximos capítulos o si sobrevivirá ya que le dio tiempo a último hora de leer cierta información.

Y por fin Fermín, nuestro macho, otra vez al borde de la muerte, y pese a ser mi personaje preferido, el amor de mis amores, esta vez su trama me ha parecido ridícula.

Rebeca acude en ayuda de su amigo, me gusta la relación que han forjado estos dos, y es que a mi Rebeca me gusta más cuando realiza su trabajo que cuando la intentan emparejar con Martín, y pese a que sé que son solo amigos que no hay nada mas que amistad, creo que ya lo ha dicho Lucinthesky, la chica le pone ojitos al cocinero eso o que tiene mas química que con su propio novio.

Resumiendo, Fermín, sabedor de que será su última oportunidad le propone matrimonio a María y después de años esperando este momento me he sentido un poco decepcionada, me esperaba algo más romántico sin necesidad poner a un Fermín moribundo para pedirle casamiento a la Mari.

Por cierto los guionista ayer abusaron bastante del humor de nuestro cocinillas, leñe que ayer parecía que estaba en el club del chiste, en casi todas las escenas soltaba una gracia, eso y que hicieron que perdiera parte de su esencia cuando Hugo entra en escena y Fermín suelta la frase “Confío en ti”, ¿desde cuando Fermín confiaba en alguien? Ni en Nora, ni en Rebeca en un principio, hasta de Saúl dudaba, yo creo que esa frase sobraba.

En fin que gracias a una cuerda y un coche a toda velocidad, Fermín vuela por los aires literalmente y salvando la vida en una escena tonta y poco creíble, tanto que la catalogo en la peores de nuestro cocinero comparándola con aquella escena karateca Fermín – Nora.

Y así de estancados nos quedamos con este capítulo, con una Lucía desaparecida, un tío que no viene a cuento en los pasadizos, Vicky al borde de la muerte, un Héctor in alvis y la eterna secuestrada sin su diálogo recurrente de ¿dónde están mis hijos?, la única luz que divisamos es esa boda que tanto ansiamos.

Como todas las semanas, de postre os dejamos el vídeo de las escenas de Fermín en el capítulo ;)


Escenas de Fermín. El internado 7x11

8 comentarios:

Chiqui dijo...

Escarlata, hoy voy a hacer un comentario más corto que de costumbre, no porque tú te merezcas menos, sino porque después de todo lo que has dicho, poco puedo aportar. Estoy de acuerdo en absolutamente cada punto, cada coma y cada letra de lo que has dicho.

Nunca pensé que Fermín, mi Fermín, podía rozar el patetismo hasta ese extremo. Un diez para Raúl en su primera escena con Rebeca, donde borda el miedo y la desesperación, y otro diez por pronunciar su texto sin parecer Terminator.

Abril22 dijo...

Pues si muy de acuerdo contigo!!!
Me encantó la aparición de Rebeca con Fermin y su No te voy a dejar o algo así. Rebeca volvió a ser Rebeca. Si es que a esta chica lo que le va es la acción y no estar de niñera de los no infectados!!! También muy bien con María ahí tranquilizándola. Lo que no Entiendo es porqué se fiaron de los Militares Sabiendo Quién es ARAUJO!!! Se volvieron Locos? Va a ser que SI!

Iván y Julia por fin se Arreglan. Ya dije que su trama era por tenerlos separados por enésima vez. Aún así la Escena del Pasillo la Mejor de estos dos!!!

Amaia y Marcos Soporifero!!!

Garrido y Vicky pobre que nos la matan! Aqui nos deben un flashback!!!

Fijo que Lucía pensó en salir recordando el plan de Fermin de sacar a Rebeca e Intenta algo aunque viendo las fotos del 12!!!

Las Niñas lo más cansino del MUNDO!!!!!!! Pensé que Paula se pondría peor y lo solucionan con un chute de azúcar! Genial la Trama!!!

Martin y Alicia buscando a Héctor a buenas horas. Ya podría haber Soñado Lucas con Héctor en el 7x1!!! Manda Huevazos!!!

Y lo de que Fermin iba a explotar con la mina no se lo creían ni los propios Guionitas que lo escribieron!!! Recurso demasiado USADO!!! Si muere en el 15 no me lo voy a Creer!!!!

Nicole dijo...

Escarlata, un aplauso. La cronica escueta y al grano, pero sin dejarte nada.

Yo, la verdad, es que no tenia el cabreo que teneis vosotras tras ver el capi. Me quede pensando que no habia sido uno de los mejores, y me parecio algo chorra la forma en que Fermin termina salvandose de la mina "quiebrapatas" - eso a los de Hollywood todavia no se les ha ocurrido, pero en la proxima peli de risa seguro que lo incorporan. :P

En lo que si estoy super-de acuerdo es en que han desaprovechado una oportunidad unica para hacer de Garrido un personaje con claroscuros. Ya esta claro que es malo, malisimo. Y el buen rollo que tuvo con Fermin se ha ido al traste. Ademas, la quimica entre Garrido y Elsa le da mil vueltas a la de Marcos y Amaia, pero como no son los personajes estrella...

Menos mal que nos han reconciliado a JulIvan, porque ya la cosa era de traca. Y tienen mucha suerte de tener actorazos como Yon y Blanca interpretando los papeles, porque les llega a tocar esa papeleta a otros que yo me se y me tiro por un puente del aburrimiento. La reconciliacion en el pasillo, todo hay que decirlo, fue muy bonita.

Las tramas de los peques no pueden ser un poco menos cargantes? Es que vaya tela, la que arman semana tras semana. Yo les encerraria en el torreon hasta poder enviarles a sus casas, con los antecedentes que llevan ya en el internado.

Y Hugo, mucho Coeficiente Intelectual y mucha leche, pero va y deja el portatil lleno de informacion auto-incriminatoria (se dice asi?) en su cuarto y se larga tan tranquilo. Y luego le sorprende cuando UNOS CRIOS DE INSTITUTO acceden a esa informacion encriptada del supuesto ordenador destruido. Vamos, que no es la joya mas brillante del joyero, eso esta claro (intento de traducir: "not the sharpest tool in the shed", pero algo se habra perdido en el intento)

Por lo demas, estuve a punto de levantarme y aplaudir los comentarios de Vicky hacia Amaia. Echo de menos a Carol.

Bueno, algo se me olvidara decir, pero espero ansiosa el capi del bodorrio, mas que nada por las escenas FermIvanes que parece que nos van a dar. :P

Raquel dijo...

Escarlata has estado sembrada con toda la crónica, comparto todas tus ideas. El capitulo aburrido, la pedida no parecia Fermin al no darle ese toque de romanticismo y con el chiste exagerado. Destaco la secuencia de Marta al decirle si claro. También a Rául por trasmitir esa angustia, pero manteniendo su calma. Me gusta el duo Rebeca y Fermin.
Sobre julia e iván, una gran pareja pero que han explotado demasiado las reconciliaciones y peleas, que termina aburriendo.

parchis dijo...

Me uno al rebaño porque también estoy de acuerdo con todo lo que dice escarlata en su crónica. Chapeau, nena, chapeau.

No me gustó nada lo que giró en torno a Fermín y su bomba, pero lo que más me fastidió fue como la pifiaron con el personaje de Garrido. Creo que todavía puede haber tiempo para una redención del personaje, pero también creo que ayer era el momento, que luego queda una trayectoria de los personajes un poquito rara, no sería la primera vez.

Yo siempre he tenido miedo a que la boda fermaría no me gustase demasiado porque la llenasen de topicazos que a mí no me resultan románticos, y tengo que decir que ayer enfilaron derechitos ese camino. Esa petición de matrimonio que llega cuando el héroe está al filo de la muerte, y esas manera a lo tipo de dudo de peli de Rambo no me entusiasmaron nada de nada.

Eso sí, me dejó sorprendida la capacidad de Martín para identificar "rotores vasculantes" como barras de pan. Basta con que Lucía le mande a buscarlos para, así, a pelo, sin preguntar por forman, tamaño o color, baje a buscarlos y los identifique en menos de lo que canta un gallo.

Y otra cosita que no me explico: si todo el perímetro está minada, ¿cómo es que Lucía se pasea tan campante por el límite? O_O

Dejando estas quisquilleces (toma palabro xD) aparte, el capítulo me pareció flojo salvo por Julia e Iván. Si en el capítulo anterior me daban ganas de cortarme las venas porque con cada escena tenía una sensación de dejavú increíble, ayer me emocionó eso de borrar los recuerdos a través de los vídeos de un móvil, y la escena de la reconciliación me pareció muy real (esto todo mérito de Blanca y Yon, que el guión de la escena tampoco era para tirar cohetes).

Ah!, y los niños no me cansaron ayer tanto como de costumbre. ¿Sobraron? Pues sí, como siempre, pero se me hicieron tolerables.

Aurora dijo...

Enhorabuena a escarlata, gran crónica.
El capítulo fue peor que el anterior, aburrido, con mucha paja.

Fermín, lo que no me gusta son esas dos cosas que comenté, la manía de ponerlo siempre entre la vida y la muerte que hace que pierda credibilidad y que el personaje se ha ido volviendo cada vez más irónico con el paso de las temporadas. Hubo escenas que me gustaron y otras que no, sobre todo la última.

Iván y Julia, hubo un tiempo en que me quemaban bastante pero en esta segunda tanda me han emocionado a pesar de estar siempre girando alrededor de la misma trama que sería todavía peor si no fuera por los actores. De lo que están sufriendo yo apostaría porque ellos son la pareja que sobrevive, no así Fermín y María.

Las demás parejas no me gustan y Garrido me parecía más interesante al principio, sigo diciendo que los malos no me acaban de convencer como los primeros de la serie.

Lo de que Lucía se rajara de esa manera me dejó k.o. Espero que tenga plan b. Y la escena de Marcos también, como se puede ser tan egoista solo por un pinchazito. Entiendo que quiera a la hermana, pero justo ahora que parecía que habían arreglado su carácter desastroso en la forma en que trataba a Carol y a Amelia.

Hugo volvio a sufrir otro contratiempo después de que Max casi se le asfixiase, no me darán el gustazo de que caiga.

El duo Martín- Alicia estuvo bien. Lo prefiero a que él ande siempre calmando a su hijo.

Adriana dijo...

Bravo, Escarlata por tu crónica. Has dado en el clavo de muchas cosas, aunque puedo decir que yo no me sentí tan aburrida cuando se acabó el capi, eso sí, reconozco que tenía escenas supercansinas.
Algo que debo decir o de lo contrario exploto: NO RESISTO YA LAS ESCENAS DE AMAIA Y MARCOS!!!!
Es increíble lo aburridos, pesados, sosos,...... agh!!!!
Corrí todas sus escenas y las de los niños xq no les veo el más mínimo sentido.
Lo que más me gustó: la escena de Julia e Iván en el pasillo, me dio mucho sentimiento. Pero para variar, las escenas fermarías esta vez no me causaron mucha sensación, también esperaba otra cosa cuando Fermín le pidiera matrimonio, tenía que ser algo al estilo de Fermín y no algo como chiste macarrónico al borde de la muerte. Expectativas que tenemos y que los guionistas estos no alcanzan.
Ni idea de que pasará con Vicky (ganas tenía de estar al lado de ella echándole fuego a la Heidi yo también) o con todo lo demás, con Lucía, Héctor, blablabla
Esperemos que el próximo capítulo prometa algo más, si incluye la boda fermaria tan ansiada.

lucía dijo...

plas plas plas Escarlata, yo también aplaudo tu genial crónica!
El capi no me ha parecido tan tan tan malo, y supera a cualquiera de la temporada anterior, pero peca en lo de siempre:
-los sosos y su amor metido con calzador
-ivan y julia ahora si ahora no: hubo momentos en los que los ojos me pesaban y casi me duermo
-los niños y su apología de la anorexia, estaba ojiplática con los diálogos, que extraña sustancia se habrían fumado los guionistas

ahora eso sí recuperar a fermin y a la rebe fue un puntazo, y yo me emocioné con la escena de la pedida
el resto, es que sería decir lo ya habeis dicho vosotras y sonaría repetitivo

ayyyy ya queda menos para el final, qué penita!